Si te soy honesto, no estoy seguro cuanto tiempo me queda de vida. Pero si muero mañana, todo habrá valido la pena. Sobre todo si lees mi testimonio.
Por qué te aseguro, nada fue planeado,
ni siempre lo quise así.