Testimonio, dios y filosofía

Querid@ lector:

Mi propósito es impulsar personas. 🚀

Pero si te soy honesto, no se cuanto tiempo me queda de vida.

Pero no importa, así dure 1 día o 100 años, me disfrutare cada momento y será contigo.

Creo que es contigo, por qué consciente o no, nuestras vidas están relacionadas.

Tal vez no nos conocemos y tal vez nunca lo hagamos.

Aún así, estamos en el mismo caos político, económico, social y espiritual.

Por ende, somos cómplices. Estamos en la misma lucha.

Por eso quiero que entiendas porqué hago lo que hago. 

Compartirte esto​ es mi trabajo más importante.

De todo lo que puedo enseñar...

Es el mejor consejo.

En mi caso, crecí en una familia de personas creyentes, pastores y misioneros. 

Aún así, a mis 11 años, rechace a Dios de forma científica.

Por otro lado, era inquieto, hablaba mucho y tartamudeaba cuando estaba nervioso.

 

Me hicieron bullying, incluso en la escuela dominical 🤣 

Durante muchos años, crecí con problemas de autoestima.

Cómo todos, tome malas decisiones, pequeñas o grandes, dependiendo de tu perspectiva. 

Por un momento, me perdí en el consumo, sea de alcohol, sexo y drogas. 

¿Y sabes?

Eso me llevó a un deseo particular.

Quería morir. Lo has pensado, ¿no? 🤔

Sin darme cuenta, me estaba suicidando lentamente. 

De multiples formas lo intente (consciente e inconsciente).

Aún así, ante cada problema o situación, siempre sucedía algún tipo de "milagro".

Creo que todos hemos vivido cosas que no logramos explicar. Pero...entonces...

¿En en serio todo es una gran casualidad?  ¿Es el azar y ya? 

¿Qué carajos esta pasando? Me preguntaba.

Fue así, cómo inicie años de exploración espiritual.

Aprendí a meditar en Sudáfrica, ingrese a templos budistas en Tailandia.

Jugué con psicodélicos e incluso tome Yagé con indígenas del amazonas. 

Busqué respuestas en la ciencia, filosofía, estudie culturas y religiones.

Aprendí cosas útiles e inútiles, algunas muy interesantes, pero aún así nada era suficiente.

No obstante,

13 años después de rechazarlo, conocí a Jesús

Un joven pastor, en otro país, que me conoció de niño, me llamó y me invito a investigarlo.

Desde nuestra infancia no hablábamos. 

Aún así, parecía como si me conociese de toda la vida,

cómo si le susurraron al oído quién soy, que siento y que he vivido.

Académicamente él me reto a darle una oportunidad a Jesús.

 Por eso, al principio mi relación era netamente intelectual. 

Te acepto que al principio estudiaba para desacreditar al Dios de mi mamá. jajajaj

Quería encontrar los argumentos para concluir que nada tiene sentido.

Leer la Biblia no es precisamente fácil.  Explorárla requiere mucho estudio.

Y menos, entender todo desde el día 1. ¿Cómo así que hay un arbol de vida?

Pero entre más lo hacía, todo cobraba sentido.

Con el tiempo, me apasione por la teología, apologética, exegética, historia,

e incluso su relación con otras ciencias como 

la física teórica, metafísica, antropología, sociología y economía.

El proceso no fue fácil, me hizo cuestionarme todo una y otra vez.

¿Hay algo racional detrás del universo? ¿Hay una energía?

¿Tanta matemática e información organizada es casualidad?

La física, quimica, génetica, todo parece una obra de arte, bella y racional.

¿Será que es esa energía creadora hecho hombre? ¿Tiene sentido eso?

Que casualidad que la palabra espíritu (reciente en nuestro idioma) sea realmente energía.

 

Creo que es normal preguntarse muchas cosas, incluso armar un caso como si fuera una investigación.

 

Fue así cómo...

 Dios me fue maravillando. 

Él me enseñó que es tan racional como tú y como yo.

Me atrevería a decir que, aunque nunca lo entenderemos del todo, conocerlo es la forma más racional,

eficiente e incluso moral de explicar nuestra existencia.

Dios se manifiesta en todas las ramas de la ciencia, y todas lo llevan a él.

Pero lo más chévere no fue aprender...

Tiempo después...

Me di cuenta que, o me estaba enloqueciendo, o realmente este Dios me estaba respondiendo.

Comencé a reconocer cómo su espíritu ha obrado en mi vida, en la tuya, en la historia humana, en la vida que nos rodea.

Y fue ahí donde todo cambió radicalmente. Sentí y experimenté su complejo e infinito amor.

(te dejo un 2do significado de varios más)

El sentirme así de amado me confronto.

En nuestra prematura relación comencé a cuestionarlo. 

¿Por qué me dejaste hacer esto? ¿Por qué tenía que sufrir?

¿Por qué permites tanta tristeza, enfermedad  y dolor?

 

Papá me explicó que todo era parte de su plan.

En un mundo donde tú eres libre, así cómo es posible el amor, también es posible el mal. 

 

Él nos creó con amor para vivir en eterno amor.

Pero si debía permitir nuestra naturaleza y libertad, debía hacer algo.

Nos ama tanto que permite que nos perdamos, la caguemos y que lamentablemente seamos

víctimas de nuestras consecuencias.

 

¿Pero sabes lo bueno? No es para siempre.

Con Jesús no se trata de lo que tú haces para "merecer algo". 

Tampoco se trata de lo que has hecho.

Se trata que él ya lo hizo por ti.

Tus luchas no son tuyas. 

El ya las cargo por ti.

Otra cosa es que no las sueltes. Y la pregunta es, ¿Porqué?

Él hizo todo para crearnos, y permitirnos volver a él.

Quiere que seas feliz. Que experimentes una paz que sobrepasa todo entendimiento.

Y te lo aseguro...

 Al menos en mi caso,

Yo no busque creer o relacionarme con él.

Tampoco estudié para emprender, ni para hacer nada de lo que hago.

No fuí el más disciplinado​. Y menos, alguien con un plan.

Es más... podría decir con firmeza que de milagro no estoy muerto.

Aún así, pese a mis errores y negligencias, ante cada problema, todo terminaba mejor. 

Sin merecerlo... siempre he estado en posiciones de liderazgo,

y desde ahí, he podido ayudar a los demás. 

Al principio me subía el autoestima pues me hacía sentir útil.

Pero con el tiempo entendí que no se trataba de mi.

Tú me podrás decir loco (y no te juzgare por eso), pero es por esta historia que  todo lo que hago.

Por qué fue tan loca, que me cambió la vida.

Así no lo mencione a cada instante, todo tiene que ver con Él.

Pues Él me amó primero. 

Me amo tanto que hoy tengo la oportunidad de hacer esta carta para ti.

Por qué juntos hacemos más.

Toda esta pagina web, recursos gratuitos, todo es una excusa.

Todo lo que hago, lo hago con mis amigos, los cuales creen lo mismo.

Y eso es más loco aún, por qué en el pasado no era así.

Por ejemplo, uno de ellos organizaba fiestas para miles de personas.

Fiestas en las cuales nos perdimos más de una vez.

Pero con todo, hoy navegamos en la misma barca.

Navegamos con Jesús cómo si fuera nuestro parcero.

Y más que desear que navegues con nosotros,

queremos que navegues con él.

Pues al final, no importa a cuántas personas demos mercados, formación,

no importa a cuántos voluntarios movilicemos, o cuantas donaciones canalicemos...

Nada se comparará con lo que Él puede hacer por ti. 

 

Aunque yo te pueda enseñar de estrategia, tecnología, liderazgo, nada, nada se compara a una simple lección.

Jesus te ama. Y murió por ti.

Aún así, aunque te explique a Dios en plastilina, no lo entenderás hasta que te relaciones con él.

Y para eso, debemos sanar nuestro corazón. Implica que te perdones y perdones a los demás.

Recuerda que el ya te perdono, y quiere quítarte la carga que llevas.

Pero esto requiere que des-aprendas ciertas cosas y aprendas otras.

Por eso, te invito a que bajes la guardia y le abras la puerta a Dios. 

Al menos hazlo desde una perspectiva científica y racional. 

Aunque creamos que todo es relativo, Papá ha permitido que lo cuestionemos incluso en

las mejores universidades del mundo. Así que búscalo como quieras.

Yo inicie por el mundo, y termine llegando a él.

Ahora bien eso no significa nada. 

Ahora no soy mejor que tú. 

Pero si soy más feliz.

Y sobre todo..

tengo una

relación

con

Él.

Lejos de considerarme perfecto o mejor persona, creo que estoy

tan dañado como tú y como todos los demás.

Eso significa que aunque algunas cosas cambiaron radicalmente,

otras las sigo haciendo pero de forma distinta (cómo meditar). 

También, hay otras cosas con las que sigo luchando.

Pero aún así, Él carga todo por mi, así no sea el culpable.

Él me ayuda, me guía, me sostiene.

Y todo lo que pide a cambio es una relación contigo.

No una religión.

Sólo quiere que le hables, que lo estudies, que le des una oportunidad.

Es por todo esto que intento enseñar y compartir su amor sin ser invasivo o religioso.

Lo hago cómo Dios lo ha hecho conmigo. 

Él a pesar de nosotros, está ahí. 

No te digo esto de forma religiosa. No estoy hablando de un Dios de rituales.

Dios está ahí donde tú estás. Siempre lo ha estado y siempre lo estará.

Hablale, preguntale, tratalo como un amigo más, y se volverá tu mejor amigo.

No me interesa que me creas.

Me interesa que cambies tú historia.

Que lo intentes otra vez. 

Que te des una oportunidad.

Por eso mi propósito es impulsarte.

En este caso, ojalá con estas palabras. 

Creo que enseñar a las personas a convivir con ellos mismos y sacar todo su potencial, es un primer paso.

Escuchar lo que nos duele y desahogarnos es necesario.

Cuestionarnos lo que creemos es fundamental.

Impulsar tú porqué es fundamental.

Entonces verás que ayudar al  éxito de un proyecto es sólo una excusa.

Más si queremos hacer un movimiento.

Pues juntos, somos mejor.

Eso es la iglesia, no es un espacio cuadrado.

Eklesia (del griego), significa cuerpo de cristo.

El cuerpo somos todos. 

Y al final todos...

 

Todos vamos para el mismo lado.

 

Por eso, aunque te puedo enseñar cómo acelerar todas tus habilidades,

o las últimas tendencias en tecnología, no será suficiente.

Puedes aprender a levantar inversión, pero es más importante levantar tu espíritu.

Así que, si llegaste hasta acá, no te hagas el/la loc@.

Debes explorar tu área espiritual.

Será desafiante la aventura, pero será un honor vivirla.

 

Te preparará para lo eterno.
 

Acepta su amor.

Con amor,

Andy.

  • LinkedIn
  • Instagram

Do Justly
Love Mercy
Walk Humbly

Fotografía y contenido 100% AndresFmendez.